¡Pisando rápido y efectivo!

Correr bien es todo un arte y cada paso es importante. Apoya, desplaza, estira y corre mejor. Siempre una mala pisada lleva grande consecuencias.

 

Cuando hablamos de pie reactivo, estamos hablando de la capacidad que hemos desarrollado o que tenemos de forma innata, para que durante la fase de apoyo en la carrera, nuestro pie permanezca el menor tiempo posible en el suelo; favoreciendo de esta forma la fase de impulsión.

  • POSICIÓN: Mantener una posición alta y erguida, con mirada al frente, hombros y brazos relajados, brazos en 90º y evitar cruzar la línea media del cuerpo mientras los balanceamos.

 

  • APOYO: Para conservar una buena posición y conseguir una pisada efectiva, rápida y reactiva es importante que el apoyo se produzca con el metatarso, desde la parte media del pie hacia delante.

No olvidéis que cualquier cambio en la técnica de correr requiere de una adaptación y no podemos pasar de un día para otro de correr “talonando” en exceso a correr de puntillas, porque seguro que nos lesionamos; así que precaución y sobre todo progresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *