¿Cuánto antes de empezar el año?

No precipites la llegada de tu primera competencia del año.

 

Como en cada comienzo de temporada, todos nos preguntamos cuándo es el mejor momento para debutar. Sin duda, precipitar este momento puede hacer de tu primera competencia un auténtico fracaso, por lo que no tengas prisa. Para evitar ese momento, te vamos a enseñar una serie de claves con las que podrás planificar mejor tu primera prueba del 2015.

  1. Al menos seis semanas de entrenamiento. Competir antes puede llegar a ser perjudicial para tu preparación. Con seis semanas ya habrás asimilado tus primeros entrenamientos de calidad y así podrás utilizar esta primera competencia como un pequeño test para valorar tu estado de forma.
  2. Que no sea un gran objetivo. Aunque parezca una obviedad, es necesario recordar que el debut no puede ser en una gran prueba, ya que puede llegar a resultar una auténtica catástrofe. Para las pruebas importantes deberás haber competido antes dos o tres veces, como mínimo.
  3. Busca pruebas de distancia corta. Para las primeras competencias es mejor participar en distancia sprint. De esta forma conseguiremos que nuestro cuerpo trabaje a altas intensidades y, además, no lo desgastaremos para los entrenamientos, que en esta época del año han de ser más largos y extenuantes.
  4. Evita las competencias muy duras. Una de las mejores elecciones es debutar en pruebas planas y sin mucha exigencia, ya que como hemos dicho anteriormente, debe servir como un pequeño test para comprobar tu estado de forma.
  5. El duatlón es una gran elección. Es muy habitual que casi todas las temporadas de los triatletas de alto nivel comiencen con algún duatlón. De esta forma, que no sea un inconveniente debutar en una prueba de este tipo, en la que comprobarás tu estado de forma en la disciplina más decisiva del triatlón, la carrera a pie.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *