¿Tienes personalidad resistente deportiva?

La mente es una herramienta poderosa que si sabemos usar dará beneficios.

 

Elegimos cuidadosamente la ropa, el calzado que mejor amortigüe la zancada y procuramos mantenernos informados sobre todo tipo de consejos nutricionales, físicos y técnicos. Por supuesto, acompañamos nuestras salidas con dispositivos GPS que nos facilitan conocer ritmos, distancia, velocidad y el recorrido hecho. Nos obsesionamos con la frecuencia cardíaca, la cadencia de pedaleo y el peso de nuestra bici. Convertimos estas variables en una brújula sin la cual no sabríamos orientar nuestro rendimiento deportivo. Sin embargo, en todo ese proceso nos olvidamos de preparar algo tan indispensable para el éxito como es la mente.

La mente es la herramienta más poderosa tanto en entrenamientos como en competencia. De la relación que establezcas con ella dependerá si la conviertes en una enemiga o en tu gran aliada. Por lo tanto, es importante empezar a cuidar los detalles que hagan que su rendimiento sea óptimo, y te impulse a dar lo mejor. El entrenamientono deja de ser una actividad humana donde intervienen las necesidades y las características de quienes lo practican. Además de los factores fisiológicos, existen diversas variables psicológicas como las emociones, manejo de la ansiedad, motivación, y recuerdos asociados que pueden influir en el rendimiento y en la percepción del
esfuerzo. 

 

¿QUÉ PERSONALIDAD RESISTENTE?

La Personalidad Resistente es aquella que nos hace capaces de gestionar adecuadamente importantes percepciones personales que influyen en el rendimiento deportivo como  el  control,  el compromiso y  el desafío (lo que se conoce en el mundo del entrenamiento como CCD), y engloba diferentes características: actitud, creencias, pensamientos, conductas, etc.  Se sabe que las percepciones de CCD ejercen un fuerte impacto tanto a nivel motivacional (metas propuestas y resultados esperados) como de rendimiento (marcas obtenidas). Por lo tanto, si aprendemos a controlar y entender estas variables, podremos aumentar la posibilidad de éxito al luchar por nuestros objetivos propuestos.

Rasgos de una personalidad resistente

1. No todos los días nos encontramos y sentimos igual, y entrenar cada día requiere un compromiso, primer rasgo de una Personalidad Resistente. El compromiso ayuda a encontrar el sentido a lo que uno hace. Más allá de las variables de volumen e intensidad, es importante no darse por vencido o no renunciar cuando tenemos este tipo de entrenamientos (Series, HIIT, fuerza resistencia). Es el primer paso para afrontar eficazmente nuestros objetivos finales. ¿Realmente estás comprometido con tu objetivo deportivo?, ¿es un objetivo real?, ¿has evaluado todo lo que vas a tener que dejar atrás para conseguirlo? Estas son las primeras preguntas para afrontar de manera eficaz una competición.

 

2. Después nos encontramos el control. Esta es la capacidad personal de manejo de las sensaciones que se experimentan durante los
entrenamientos o la propia competencia. Esta regulación del esfuerzo es fundamental para evitar lesiones, para entrenar con seguridad y reducir posibles situaciones de sobreentrenamiento. En ocasiones endurecemos en exceso los entrenamientos focalizando únicamente en aumentar la cantidad de trabajo y la intensidad, sin contar con lo que el cuerpo es capaz de tolerar. Debemos prestar atención al esfuerzo y la fatiga que percibimos, para conseguir una mejor dosificación de la carga y de la energía destinada para entrenar.

 

3. Otro componente de la Personalidad Resistente es el desafío. Según los especialistas de esta idea, es la creencia de que el cambio, y no la estabilidad, es necesaria en la vida y nos enfrenta a situaciones que pueden ser difíciles y que deben ser evaluadas desde la conciencia. En muchas ocasiones debemos ver las situaciones adversas como un reto a superar, una oportunidad de aprendizaje y desarrollo personal. Esto nos ayudará a afrontar otros desafíos de la vida cotidiana y de nuestro entorno laboral. El desafío nos focaliza en hacer frente de manera eficaz a dicho cambio a corto plazo, y a largo plazo nos proporciona un conocimiento personal para afrontar nuevos retos o competiciones.

 

¿Te has analizado? Estas son las 3 vertientes que podrían cambiar tu enfoque y estar mentalmente preparado para retos y brincar de terminar bien un triatlón a lograr RP’s en cada competencia objetivo del año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.