LA RESPIRACIÓN CORRECTA

0 Shares
0
0
0
0

Conviértete en un mejor nadador.

 

 

En la foto anterior observamos al nadador realizando una técnica de respiración correcta. Por su importancia, debes poner atención en los siguientes aspectos:

 

  1. Gira la cabeza, al igual que el cuerpo.
  2.  Solo saca la mitad de la cara.
  3. Movimiento rápido conforme a la frecuencia de brazada.
  4. Aprovecha el hueco de la ola.

 

El movimiento de la cabeza se realiza junto con el rolido y no como uno inconexo y aislado. Debe ser lateral, porque solo se puede respirar adecuadamente en el “vacío” que se crea cerca del hombro, por la ola producida con la cabeza al romper la superficie del agua. Pararemos aquí un instante. Esta ola es producida por la cabeza junto con la velocidad de desplazamiento. Muchos principiantes no encuentran el hueco de la ola, debido a que su agilidad es mínima, lo que les obliga a levantar en exceso la cabeza en cada respiración. Un consejo, si es tu caso, es recurrir a las aletas, ya que aumentarán tu rapidez de nado, ayudándote a generar el hueco preciso sin levantar tanto la cabeza y el consiguiente hundimiento del resto del cuerpo. Prueba nadar de esta manera para mejorar tu respiración. Un aspecto obvio, pero que siempre nos gusta recordar, es que la espiración se realiza bajo el agua (poco a poco o de una sola vez) y la inspiración, cuando la cabeza se encuentra fuera. Es la única manera de acortar el tiempo de respiración. Si espiramos fuera, además de marcar diferentes tiempos de recobro brazo-brazo, elevamos mucho la cabeza modificando el deslizamiento del brazo que se encuentra dentro del agua.

También te pueden interesar