¿Fuerza o resistencia en los triatletas?

Aquí la respuesta…

 

El triatlón es un deporte de fondo, por lo tanto, los triatletas tienen un predominio de fibras de contracción lenta frente a las de contracción rápida, las cuales entran en funcionamiento cuando las primeras se están agotando y, sobre todo, podrían requerirlas cuando, a lo largo de un triatlón, realicen un esfuerzo máximo como: salida de la natación, cambios de ritmo en el ciclismo o el último sprint en la carrera a pie. No debes olvidar que, aunque en menor cantidad, también dispones de fibras rápidas, que se deben estimular adecuadamente durante el entrenamiento, para que durante la competencia entren en acción, cuando la situación lo requiera.

 

A continuación encontrarás algunos principios generales para combinar el trabajo de resistencia con el de fuerza a lo largo de la temporada y cómo encajarlo en tu plan de entrenamientos y así optimizar tu rendimiento como triatletas.

 

Antes de empezar un trabajo de fuerza (velocidad), debes cumplir con ciertos requerimientos:

 

1. Tener una muy buena condición aeróbica.

2. Trabajo de fuerza-resistencia. Buena explosividad y técnica trabajando en tramos cortos: en subidas, bajadas y el gym.

3. Trabajo con intervalos de alta intensidad. Series cortas de 30 segundos con un buen tiempo de recuperación.

4. Mejora tu capacidad aeróbica. Por ejemplo, 4×8 minutos al umbral (80-85% de tu capacidad). Descansa 2 minutos.

5. Los jóvenes triatletas requieren más resistencia que velocidad, aunque es conveniente hacer un trabajo de fuerza-técnica durante la temporada.

 

El trabajo de velocidad te dará las siguientes ventajas:

 

1.  Desarrollar una buena técnica en relación a la fuerza, explosividad, cambios de ritmo y sprint.

2. Trabajar las fibras rápidas y condición anaeróbica.

3. Sentirte más corredor.

4. Disminuir la pérdida de velocidad y fuerza en la etapa adulta.

 

Es recomendable realizar el trabajo de fuerza con mayor precaución debido al mayor riesgo a sobrecargarse, por lo que debes respetar los tiempos de recuperación y maximizar los cuidados en tu musculatura con estiramientos, masajes, etc. y agregarlos a la planificación de los entrenamientos cuando el trabajo de resistencia esté terminado y necesites mejorar tu velocidad en la carrera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.