Trabaja la T1 en la alberca

Aprende los entrenamientos que te ayudarán a mejorar la transición.

 

Ejecutar una buena primera transición puede llegar a ser fundamental en el desarrollo de un triatlón. Especialmente si hablamos de distancia sprint y olímpica, en las que rodar en un buen grupo durante el sector ciclista define el resultado de la competencia. Y para poder realizar una buena primera transición debemos entrenarla, algo que podremos hacer en la alberca, donde realizaremos todas las repeticiones que queramos. Te contamos las claves de este entrenamiento.

Utiliza el rodillo

Realizar entrenamientos de transición con el rodillo cerca de la alberca es esencial. De esta forma conseguiremos enseñar a nuestro cuerpo la transferencia entre deportes y, además, mejoraremos la rapidez con la que nuestro cuerpo rinde al cien por cien sobre la bicicleta.

Trabaja con todos los elementos

Casco, gafas, cinta para el dorsal y zapatillas. Es decir, buscamos que todos los elementos que te encontrarás en la primera transición los tengas en la alberca, para simular toda la transición. 

Repeticiones

Realiza las transiciones una y otra vez. Por ejemplo, un ejercicio que puedes realizar para trabajar este sector es realizar 300 metros de nado continuo a ritmo de competencia, seguido de la transición al rodillo, donde rodarás 7 minutos en progresión. Repítelo 3 veces ejecutando la transición.

Con y sin wetsuit

Trabaja en la alberca con el wetsuit para que, además de adaptarte a la nadada con él, aprendas a quitártelo con rapidez. Para no entorpecer el entrenamiento anterior, utilízalo durante la primera repetición y el resto hazlas con el traje de baño estándar.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *