Tubular o cubierta ¿Qué es mejor?

Una de las dudas que suele recorrer las cabezas de los ciclistas es sobre el uso de la cubierta o el tubular, resuélvela.

 

Existen adeptos en ambos bandos y cada una de las opciones tiene sus ventajas e inconvenientes. A continuación les aclararemos todas las dudas y explicaremos las características de los dos formatos de llanta.

En los comienzos del ciclismo, el tubular era el tipo de llanta más utilizado. Con ellos los ciclistas se aseguraban menos pinchazos, ya que con las cubiertas la seguridad era menor. Pero con el tiempo la tecnología de las cubiertas aumentó y, al ser más cómodas y fáciles de instalar, se asentaron como la opción preferida por los ciclistas aficionados.

Actualmente las cubiertas monopolizan el mercado, y tan solo los profesionales y algunos puristas del ciclismo utilizan el tubular. Uno de las principales ventajas de la cubierta con respecto al tubular es que es un sistema mucho más rápido, cómo y sencillo, pero ¿cuáles son las características de cada llanta? Nosotros explicamos. Tú eliges.

 

CHECA LAS VENTAJAS DE CADA UNO AQUÍ

 

{fcomments}

Foto: Thinkstock

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *