¿Yogurt? No, póngame un vasito de ADN

Tomar un yogurt con bifidus al día no tiene porqué ser la única forma de cuidar tu sistema inmune.

Tomar un yogurt con bifidus al día no tiene porqué ser la única forma de cuidar tu sistema inmune, pero puede ayudar bastante.

Según un estudio realizado en la Universidad de California, el efecto está en el ADN de las bacterias del yogurt. Al administrar una molécula sintética que imita el ADN de dichas bacterias a un grupo de ratas, se comprobó que también producía un efecto inmunoestimulante. Esto abre el camino para fabricar píldoras o nuevos alimentos prebióticos. Aunque no hay que olvidar que la ventaja de tomar yogures con bacterias vivas es que son capaces de seguir reproduciéndose en nuestro intestino.

Como siempre lo recomendamos, no se trata de abusar del yogurt. Pero sabemos que su ventaja es que es fácil de conseguir, llevar y tomar en poco tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *