Viaja más lejos.

Tienes tu kit para hidratarte, otro para poder tener las reservas del cuerpo estable pero ¿tu kit de la bici?

¿CAJA O BOLSA?: Si sólo vas a hacer un viaje en tu vida quizá no conviene que compres una maleta de viaje, bastará que te acerques a tu tienda de bicis de confianza y pidas una caja de cartón sobrante (seguro que les sobra alguna).

MÁXIMA PROTECCIÓN: Si guardas los protectores de plástico blando con los que suelen venir una bici nueva genial. Si no basta con que compres un poco de espuma de plástico o protector térmico de tubería para proteger tu cuadro.

BRIDAS: ¡Esas grandes amigas! Nunca olvides las bridas para empaquetar y agrupar elementos de la bici que no quieres que se golpeen entre si.

HERRAMIENTAS: Te recomendamos un mini-pack para volver a ensamblar los elementos que has desmontado.

MARCAS PARA RECUPERAR FITTING: Si llevas poco tiempo en el triatlón y no conoces bien las medidas de tu bici, te recomendamos que lleves forrado en el interior de la maleta las medidas de distancia eje pedalear-asiento, posición del acople, angulación de los distintos elementos, etc.

CANDADO Y DIRECCIÓN: Es la única manera de evitar que te abran la maleta (y aún así te la puede abrir alguien que tenga ganas de ver lo que hay dentro). Si vas a utilizar candado compra uno de contraseña, así evitas el engorro de acordarte dónde pusiste las llaves… Eso sí, acuérdate de la maldita contraseña porque si no… Otro consejo de seguridad, lleva identificada tu maleta por dentro y fuera SIEMPRE, con nombre y sobre todo dirección física.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.