Un estiramiento para los más viajeros

Acabas de correr y estiras tus gemelos, acabas de nadar y elongas espalda y pectorales, acabas de llegar de viaje después de cuatro horas en avión u ocho en coche y ¿no estiras nada?

Acabas de correr y estiras tus gemelos, acabas de nadar y elongas espalda y pectorales, acabas de llegar de viaje después de cuatro horas en avión u ocho en coche y ¿no estiras nada?

Pues bien, deberías hacerlo. Cuando llevas la cabeza ladeada de las “siestecitas» en viajes largos, los músculos del lado contrario al que se inclina el cuello, se estiran de tal modo que luego se contraen fuertemente para protegerse y evitar lesionarse, causando dolores y molestias que se pueden evitar con un estiramiento como éste que te proponemos.

En el asiento del coche o del avión comienza con movimientos lentos del cuello, como mirando a cada hombro. Puedes masajearte las áreas tensas de la base del cuello y parte alta de los hombros. Luego desciende los hombros y gira la cabeza 45º hacia el lado contrario al que notas la tensión. Si la zona tensa es, por ejemplo,la derecha, gira hacia la izquierda. Tómate la parte alta de la cabeza con la mano izquierda y jala en diagonal hacia la izquierda-abajo. Mantén 20 segundos, cambia de lado y repite una vez más para aliviar el lado tenso. Nunca la lleves hacia atrás; empeorarás las cosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *