Transiciones: 6 claves para no fallar en ellas.

Pon en práctica estos puntos y gana segundos valiosos.

 

Es posible que te haya pasado: se te fueron dos o tres segundos y perdiste una posición, o el grupo. Lo peor: se te fueron en la transición. Bueno, pues te damos 6 tips que te ayudarán a no perder esos segundos, y aún más, te darán mucha seguridad si estás empezando a practicar a este increíble deporte.

Punto 1: Haz una lista de lo que necesitas.

Es importante que no se te olvide nada. Suena obvio, hasta que recuerdas que en el evento X o Y se te olvidó llevar los lentes, o cuando no dejaste los geles que pensabas consumir… ¿ah verdad?

La lista debe ser personalizada: hay quien utiliza lo básico, pero hay quienes también llevan calcetines, visera, toalla para los pies… Cada quién sabe lo que va a necesitar, nosotros solo te recordamos que lo anotes.

Punto 2: Ubica bien tu lugar.

Las transiciones son largas, muy largas. Mi consejo es que busques puntos de referencia, como la letra de tu categoría, o de la categoría siguiente. Otras opciones, pueden ser postes de luz, árboles con señas particulares, inflables… todos los eventos tienen algo de especial en ese sentido.

Punto 3: Practica los movimientos.

Días antes, puedes practicar la transición en una superficie suave, como el pasto, en la cual puedas practicar el monte y el desmonte de la bicicleta. No tengas miedo si al principio no te sale, ya que requiere práctica y solo lo podrás mejorar con el tiempo.

Punto 4: Recuerda las reglas.

El primer paso, cuando llegas a la transición, es ponerte el casco. Con el casco, ya puedes salir con tu bici a rodar. Cuando regresas, la bici va al rack antes de desabrocharte el casco. Sobre las líneas de desmonte, puedes subir a la bici sólo cuando ya la hayas cruzado, y tienes que bajarte justo antes de cruzarla. 

Estas reglas son simples, pero increíblemente es muy común que los atletas se equivoquen por los nervios. Además, es importante que aprendas a desmontar bien practicando, porque si te pasas de la línea por accidente, los segundos de sanción serán los mismos.

Punto 5: Ponte los zapatos cuando ya lleves algo de velocidad.

Cuando te subas a la bici, pon los pies en los zapatos y pedalea unos cuantos metros hasta lograr un paso estable. En una recta, tómate el tiempo para poner las zapatillas en tus pies de forma segura, y no pierdas, en ningún momento, la atención al espacio y corredores que te rodean.

Punto 6: quítate los zapatos con tiempo.

No dejes el quitarte las zapatillas para los últimos metros. 500 metros o 600 antes es un buen momento para ir quitándote los zapatos y prepararte para una transición muy rápida.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *