Sobrevive la semana de la competencia

Controla los nervios y continúa con tu vida.

 

Los días previos a una competencia siempre son complicados. Más aún si esta prueba es esa que tenemos marcada en rojo en el calendario. Para poder controlar los nervios y conciliar la vida laboral y familiar de la misma forma hay que continuar con las rutinas habituales al tiempo que en los entrenamientos bajamos el nivel para llegar bien descansados.

Son días en los que si sólo piensas en la competencia no querrás ver a nadie y ni siquiera tu esposa se acercará a ti. Debes pensar que, pese a la cantidad de entrenamientos que has realizado, no deja de ser un evento que realizas por placer, por el simple hecho de disfrutar. La clave es regresar a la esencia del deporte, eso que te hizo participar en tu primer triatlón y que, en ocasiones, olvidamos.

Además deben tener en cuenta que a nivel de entrenamientos la semana será mucho más relajada, por lo que pueden aprovechar para salir a pasear con su familia y amigos, tomar un par de cervezas (no más) y descansar las piernas. Esa es la forma más recomendable de afrontar una competencia, desconectar y dejar la mente en blanco.

Entendemos que puede resultar difícil, pero no deben olvidar que no son Crisanto Grajales o Mirinda Carfrae. Ustedes no tienen que rendir cuentas a nadie, salvo a sí mismos. Disfruten del proceso y no descuiden las relaciones con sus amigos, familiares y compañeros de trabajo, porque el triatlón es importante, pero ellos son esenciales.

Foto: Image.net

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.