¿Sexo antes de competir?


La eterna pregunta que sigue generando debate entre los deportistas.

 

Estudios que dicen que sí. Estudios que dicen que no. Estudios que afirman que depende de la persona y sus hábitos. Estudios que hablan de que resulta positivo para las mujeres y no para los hombres. Todo son estudios y declaraciones de expertos en uno de los debates más habituales dentro del deporte, tanto profesional como amateur.

Tradicionalmente se pensó que el sexo afectaba negativamente a los deportistas, de hecho muchos clubes de fútbol o equipos de la NBA prohibían –y siguen prohibiendo- a sus jugadores dormir con sus parejas la víspera de los partidos.

Este pensamiento, en muchas ocasiones, carece de un argumento científico sólido y, como dice el fisioterapeuta australiano Mike Brown, «si el sexo forma parte de la preparación normal del deportista, no sería necesaria la abstinencia». 

“Los rituales de los atletas hay que respetarlos”, continua Brown, quien representa una de las visiones más ajustadas a la realidad sobre el tema. Debemos pensar que este hecho resulta algo muy personal y que cada uno debe conocerse a sí mismo y saber qué puede y qué no puede hacer antes de una competencia.

Nuestra recomendación es clara: pruébenlo. Ganarán una noche de pasión y, como mucho, solo perderán la posibilidad de realizar un buen papel en la competencia de turno. Y es que la vida se trata de tomar decisiones y priorizar y desde la revista triatlón creemos que es más importante una vida sexual saludable que bajar tu tiempo de un triatlón olímpico en tres minutos. Cuestión de prioridades.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.