¿Se te olvidó el wetsuit?

Formas de solucionar un despiste.

 

Dejarse en casa el traje de neopreno es un error monumental: Así que, ante todo, intenten evitar dejárselo en casa. Pero por si esto ocurre, les vamos a intentar ayudar con unos pequeños tips para que los metros de nadada sean lo más fáciles posibles, teniendo en cuenta que no cuentan con el traje de neopreno.

Lo primero que deben saber es que, aunque el uso de wetsuit esté permitido, no deben temer al agua. Por suerte, en México, tenemos aguas más o menos templadas, acompañadas de temperaturas exteriores agradables, que hacen casi inexistente el riesgo de hipotermia. Por ese motivo deben tener claro que es posible nadar sin wetsuit y llegar a la primera transición con las mismas energías.

Eso sí, el calentamiento ha de ser mucho más exhaustivo. En especial deberán trabajar fuera del agua. Realicen movimientos de brazos y piernas antes de meterse al agua para nadar unos 10 minutos. Una vez fuera del agua y antes de que se efectúe la salida deberán seguir en movimiento. Tener una buena temperatura corporal va a ser clave para poder volver a la arena de la playa con garantías.

También deberán vigilar la alimentación, ya que con el contacto directo del agua, los cortes de digestión pueden afectar más. Coman algo fresco y nutritivo y, sobre todo, no se sobrealimenten. Eviten alimentos calientes y pesados, ya que serán más difíciles de digerir y estarán durante más tiempo en el estómago.

Y, sobre todo, no se olviden de su wetsuit.

Foto: Red Bull Content Pool

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.