Posiciona tu cuerpo

La posición de cuerpo es muy importante, el adoptar diferentes inclinaciones dependerá de la zona y el tipo de carrera.

 FRECUENCIA DE ZANCADA: Esta forma de correr permite una frecuencia de zancada más alta, de forma que se consigue mayor economía muscular. Un rango óptimo de frecuencia podría ser entre 160 y 180 pasos por minuto. Es importante mantener un buen equilibrio entre frecuencia y longitud de zancada, de forma que al aumentar el ritmo, aumentamos la frecuencia de zancada y también la longitud.

INCLINACIÓN: Es necesario que mantengamos una ligera inclinación hacia delante para favorecer el avance.

TIPS:

Un buen trabajo de técnica y fuerza del pie nos ayudará a tener un pie más reactivo. Mi recomendación es que para hacer este tipo de ejercicios no uséis unas zapatillas con excesiva amortiguación, que os privarían de sentir esa reactividad en vuestros pies. No olvidéis que, como en cualquier entrenamiento diferente al habitual, debemos seguir una progresión.

Antes de comenzar con el trabajo específico, deberíamos realizar un trabajo previo de fuerza de nuestro pie y tobillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *