Platos ovalados ¿Sí o no?

Resuelve tus dudas.

 

A continuación les vamos a explicar qué son y para qué sirven los platos ovalados, uno de los avances tecnológicos que más utilizan los profesionales del ciclismo y el triatlón y que, sin embargo, no se suelen ver en las bicicletas de los aficionados.

¿Para qué sirven?

Su principal función es modificar el torque del pedaleo, es decir, el momento de fuerza. Para que este cambio sea efectivo debe ser estudiado el pedaleo de cada deportista, ya que existen personas que no se benefician de la ovalidad.

¿Eliminan el dolor de rodilla?

Al alterar el torque, puede que se genere una dinámica de entrega de momento de fuerza diferente y esto provoque una adaptación. Pero es difícil saber qué dirección tomará esto. La inmensa mayoría de veces en que soluciona el problema es por mero azar. Y la mayoría que colocan los platos ovalados pensando que así desaparece su dolor de rodillas no logran ese efecto.

¿Incrementan el rendimiento?

Hemos observado, tanto en análisis de pedalada sobre la propia bicicleta como con los potenciómetros en esfuerzos máximos, que la capacidad de aceleración mejora en muchos casos si se coloca la ovalidad en el punto adecuado al pedaleo del sujeto. 

¿Puedo hacerme daño si los coloco mal? 

No lo hemos estudiado en profundidad, pero sí hemos probado posiciones muy variadas, e incluso opuestas, pera nadie ha sufrido lesiones. 

¿Hay un criterio único de instalación? 

Sin medir el torque es imposible determinar a ciencia cierta cuál es el mejor punto para colocarlo. La modificación debe hacerse sobre algo que sea conocido, e incluso valorar la pertinencia de la modificación.

¿Hay diferencias entre las marcas? 

Hemos colaborado con Rotor y hemos testado los Oximetric, e incluso los antiguos Biopace de Shimano. La conclusión es que no existe un punto de ovalidad único de mejora universal, depende de cada uno. Por eso Rotor nos parece el más adaptable de todos.

¿Se nota más en carretera o en montaña? 

Debido a su carácter estocástico, el MTB es un lugar donde el fenómeno oval presenta todas sus características beneficiosas. En el caso de la ruta, si su uso tiene un carácter competitivo, mejora las prestaciones. En el triatlón, que es un deporte de ritmos constantes de pedaleo, no pone de manifiesto todas sus virtudes, pero puede producir efectos colaterales beneficiosos.

¿Se pueden combinar ovalidad y circularidad en dos bicis? 

Sí, después de realizar las pertinentes adaptaciones la memoria motora del cuerpo puede distinguir perfectamente si un ciclista experimentado sin verlo está usando ovalidad o no.

Conclusión: si quieres sacar partido a la ovalidad, define tu dosis terapéutica a partir de tu forma de pedaleo para que puedas beneficiarte de sus bondades.

 

Un estudio de Jon Iriberri, director de Custom4us, y su equipo para el uso y los beneficios de los platos ovalados. Publicado en Ciclismo a Fondo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *