Otras formas de sanar las ampollas

¿qué hacer si tengo una ampolla?

 

 

Las ampollas son una protuberancia de la piel que contiene líquido que a casi todos triatletas nos ha tocado padecer debido a la fricción, el calor, la tierra y la humedad, pero especialmente por usar el calzado inapropiado por largos periodos de tiempo sin descanso.

 

Si haces estallar una ampolla corres el riesgo de sufrir una infección, sin embargo muchas veces las ampollas son suficiente mente grandes para inhibir nuestra actividad deportiva.  Por lo que si vas  a hacerla estallar es indispensable que utilices una aguja esterilices en alcohol, laves la ampolla varias veces al día y la cubras de pomada antiprobiótica y un vendaje impermeable.

 

¿Infección?

Si tu ampolla es dolorosa, tiene pus y es color rojo alrededor de los bordes, es posible que tengas una infección y necesites visitar el  doctor.

 

¡Que respire!

Agua y aire son buenos para la curación, así que cuando estéen casa quita el vendaje y remoja un poco en agua durante 10 minutos, luego deja que el aire entre en contacto con ella durante toda la noche.

 

Calzado adecuado

Unos zapatos y calcetines ajustados correctamente evitará que el tema de las ampollas sea recurrente.   Un vendaje impermeable puede ayudar a proteger la zona y en caso de apuro un pedazo de cinta adhesiva directo sobre la ampolla te sacará del apuro.

 

Antes de la competencia

Cualquier cosa que ayude a reducir la fricción en tus extremidades va a evitar la aparición de ampollas. Trata de evitar calcetines gruesos y poner vaselina entre los dedos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *