No te claves con la técnica

10 tips para comenzar a disfrutar la natación 

 

 

¿Eres de los triatletas que no han logrado disfrutar un entrenamiento en agua? Te tenemos una mala noticia, si no eres capaz de relajarte y disfrutar no podrás acumular metros en una sesión y menos en una competencia. Esto se debe a que el dolor muscular te limitará, hasta el punto en el que sea necesario que salgas del agua.

 

Como en todas las disciplinas deportivas y en la evolución del deportista, cada persona tiene un momento. En el caso de la natación para un triatleta, la capacidad de tolerar los metros va evolucionando con los entrenamientos. Hay personas que por su nadar “tenso”, no son capaces de superar su volumen por esa excesiva tensión.

 

El afán por mejorar varios aspectos de la técnica, muchas veces hace que tu tensión al nadar se origine por un exagerado control de tu forma de nado y con ello dejes de intentar conseguir la perfección teórica.

 

Para solucionarlo…

   

1. Mientras nadas, deja de pensar en cómo debes nadar.

2. Centra tu atención solo cuando el instructor te lo pida o el propio entrenamiento lo requiera.

3. Para nadar mejor de crol, aprende a disfrutar del agua y a reconocerla como un aliado.

4. No la golpees, más bien, acaríciala y experimenta con diversos movimientos que te permitan avanzar.  

5. Recuerda que la riqueza de los movimientos proviene de la forma de sentir el agua.

6. Practica otros estilos e, incluso, juega un poco en el agua. Un partido de waterpolo, por ejemplo, te aportará 4,000 metros extra.

7. Dentro de tus posibilidades, practica la natación sincronizada. Intenta mantenerte a flote mientras sacas una pierna del agua, elevándote hasta la cintura.

8. Nada menos metros por sesión y hazlo dos veces al día: en lugar de 4,500 metros, nada 2,000 por la mañana y 2,500 por la tarde, algo que psicológica y físicamente es mucho más accesible. 

9. Recurre al trabajo paralelo con el psicólogo deportivo, para propiciar una actitud adecuada que te llevará a pensamientos positivos de refuerzo dentro el agua.

10. Prueba nadar con música.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.