¿Nadar en el mar después de la lluvia? JAMÁS

¿Por qué no hacerlo?

 Si estabas enterado de las noticias previas a los Juegos de Río, es posible que sepas que la calidad del agua no era mala: era pésima. Niveles de bacterias fecales y virus en extremo superiores a lo deseado, contaminantes y basura por igual. 

Las grandes ciudades costeras suelen tener drenajes con comunicación directa al mar.  En los casos de las ciudades más turísticas, los drenajes desembocan lo más lejos posible de las playas, por obvias razones, pero eso solo contribuye a contaminar una zona mayor. Cuando llueve, todo el contenido de los drenajes corre hacia el mar, por lo que las bacterias se trasladan también a las playas y a las aguas cercanas a la ciudad.

¿A qué te expones?

El principal riesgo son las bacterias y los virus. Los enterococos son las estrellas de esta clasificación, y las enfermedades gastrointestinales que puedes adquirir te pueden dejar un rato fuera de combate. Adicional a esto, y aunque no se evaluan, también los restos de pesticidas, químicos y otras sustancias, llegan al mar, por lo que puedes presentar irritación e intoxicaciones más serias. Seguramente te ha tocado ese olor a gasolina en algún triatlón, y eso solo es lo que ya estaba ahí ¿te imaginas todo lo que se arrastra cuando llueve?

¿Cuánto tienes qué esperar?

La mayoría de recomendaciones coinciden en que lo mejor es esperar unas 72 horas antes de volver a nadar en una playa en la que ha llovido. Lo sabemos, es difícil esperar, especialmente si no te quedan 72 horas en el destino de playa en el que te encuentras, pero es la mejor opción para tu salud. 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *