¿Llevas porra? No los olvides.

 

Recuerda que no todo es el evento.

 

 

A veces, cuando vamos a un evento, se nos olvida que, detrás de nuestro logro, hay un equipo muy grande. Si bien quienes competimos somos nosotros, lo cierto es que las personas que nos acompañan también tienen un mérito en el logro que perseguimos. Te damos algunos tips para que el cariño que te muestran no quede solo de su lado.

  • Se agradecido. Por más que el triatlón sea en el paraíso, las horas esperándote en la banqueta de la transición, en lo que nadas, ruedas y corres, son pesadas. No está demás darles un abrazo y algunas palabras para hacerles saber que su esfuerzo también vale para ti.
  • Ellos eligen la comida post-triatlón. ¡Hey! ya elegiste tus restaurantes para la carga de carbohidratos. Le toca a ellos.
  • Después del triatlón, si te es posible, aparta un día para salir a pasear con ellos, ya sin la presión del evento y de todos los aspectos previos que toman tiempo. Los lugares se prestan para conocerlos, y no solo para rodarlos, correrlos o nadarlos.
  • Involúcralos en el deporte. Si no están familiarizados, puede que se pierdan un poco entre las transiciones, o que incluso no entiendan bien qué es lo que están viendo, o a qué hora vas a pasar. Procura explicar bien de qué se trata el evento, para que lo disfruten tanto como tú cuando ves competir a los profesionales.

Y tú, ¿cómo le das las gracias a quienes te acompañan?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *