Estoy lesionado ¿qué hago?

Conoce las alternativas para cuando no puedas correr.

 

La carrera a pie es, sin ningún lugar a dudas, el segmento más propicio a producir lesiones en el triatleta. Periostitis, fascitis plantar, micro-roturas musculares, problemas en las articulaciones… Podríamos continuar la lista y acabar el post, pero lo que queremos es enseñarles algunas alternativas para que puedan seguir manteniendo la forma física y volver casi al mismo nivel que cuando se produjo la lesión.

Dos de las mejores opciones de entrenamiento las encontraremos en el propio triatlón. El ciclismo y la natación pueden ser sustitutivos ideales en las semanas que no podamos correr. Mantendremos nuestra forma física y, además, mejoraremos en dos de los tres sectores del triatlón. Aprovechen esas semanas para disfrutar de la bicicleta y desarrollar su técnica de nadada.

También, para seguir ejercitando la musculatura como en la carrera a pie, pueden realizar elíptica. Gracias a esta máquina presente en casi todos los gimnasios evitarán las dolencias de lesiones como la fascitis plantar o la periostitis, que suelen ser más que habituales en los corredores y triatletas que fundamentan su entrenamiento sobre el asfalto.

Pueden prácticas otros deportes como el kayak, el patinaje en línea o el remo, pero siempre con la autorización de un fisioterapeuta. O también pueden descansar, dejar que su cuerpo se recupere y relajar la mente durante unos días mientras sus músculos, huesos y articulaciones se reponen.

Foto: Red Bull Content Pool

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *