¡Estírate un poco! (Parte 1)

Ejercicios obligatorios para un triatleta.

 

La preparación física de un triatleta necesita tanto volumen de trabajo cardiovascular, que es común descuidar otras cualidades como la movilidad articular. Pero este punto no consiste únicamente en estirar un poco al final para soltar los músculos, sino de evitar sobrecargas y posibles desequilibrios en dichas estructuras.

Por otra parte, casi siempre acudimos a los clásicos estiramientos estáticos o pasivos, pero en muy pocas ocasiones al alargamiento de las cadenas musculares para conseguir extensiones del tejido miofascial y la mejora de la movilidad.

Para que no descuides estos aspectos, los triatletas Ramiro Bifaretti y Rodrigo Riviello te mostrarán varias posturas para que conserves al 100% tu movilidad.

1. Cruza una pierna sobre la otra y desciende el cuerpo. Intenta llevar un hombro hacia la rodilla y el otro al tobillo. El ejercicio es adecuado para antes de tus sesiones de carrera, como parte del calentamiento. 

>Estiras: Glúteo, piramidal.

2. Con un tensor o liga, realiza varias circunducciones hacia delante y atrás de forma lenta y controlada. >Estiras: Pectoral, deltoides anterior, bíceps.

3. Adelanta una pierna y eleva todo lo posible el brazo contrario, así conseguirás estirar toda la cadera. >Estiras: Flexores de cadera; psoas y recto anterior del cuádriceps.

4. Adelanta una pierna e intenta tocar la punta del pie con la mano contraria. >Estiras: Toda la cadena cruzada posterior, que es muy tónica; gemelos, isquiotibiales y musculatura paravertebral (alrededor de la columna). 

Fotos: Horacio Castillo, Texto Domingo Sánchez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *