Entrenamiento en la playa

Beneficios e inconvenientes de correr en la playa.

 

Correr en la playa es uno de los ejercicios más placenteros y divertidos que podemos experimentar si vivimos cerca del mar o nos encontramos de vacaciones en algún destino de playa. Es común que los triatletas queramos convertir la arena de playa en el escenario de habitual de nuestros entrenamientos, sin embargo así como existen grandes beneficios existen algunos inconvenientes que debes conocer.

  • ARENA SUELTA (SECA)

Resulta bueno caminar en esta superficie, pero es la menos adecuada para hacer carrera continua.

Beneficios

Mejora propiocepción y fuerza de los tendones, pero sólo es conveniente en tramos cortos, con trabajo fraccionado de 15’’-30’’, recuperando caminando.

Inconvenientes

El firme, al no ser estable provoca que en cada zancada, nuestras articulaciones inferiores sufran al tener que adaptarse al terreno, aumentando el riesgo de lesiones. 

  • ARENA MOJADA (ORILLA DEL MAR)

Se puede hacer carrera continua, aunque mejor sólo calentar y soltar (entre 20’-30’ como máximo) y trabajo fraccionado de fuerza y técnica.

Beneficios

Se puede terminar el entrenamiento con 5’-10’ muy fáciles descalzo casi tocando el agua por los beneficios ambientales.

Inconvenientes

Aunque es más compacto y firme que la arena seca, aún así sigue siendo deformable, lo que nos hace perder respuesta en la fase de impulso.

Es habitual que esta zona de la playa esta inclinada lateralmente, lo que nos genera una dismetría en la zancada que puede provocarnos alteraciones en la colocación de la cadera y en la zona lumbar.

 

Si al final has decidido correr por la playa, te recomendamos:

  1. Buscar las horas en las que la marea este lo más baja posible y en los tramos con menos inclinación.
  2. Correr siempre con zapatillas
  3. Evitar que las sesiones sobre este terreno sean de larga duración. 

*Recomendamos: Correr 20-30 minutos sobre terreno más firme (asfalto) y terminar la sesión con 15-20 minutos corriendo por la playa. Después descálzate y corre 5´ descalzo por la orilla, recuperando sensaciones y sintiendo cómo funcionan nuestros apoyos cuando corremos. Para finalizar camina 10´ con el agua por los tobillos, la arena te proporcionará un efecto de masaje, facilitará el retorno venoso y el agua refrescará tus pies, disminuyendo los procesos inflamatorios.

 

Beneficios de correr en la playa

-Mejora la respiración. Esto se debe a la humedad, la baja presión y a la temperatura, que facilitan la recepción de oxigeno por parte del organismo.

-Fortalecimiento. Correr por la playa de forma en sesiones cortas, es un trabajo que nos ayuda a fortalecer los músculos de los tobillos que evitarán futuros esguinces.

-Nos ayuda a quemar más calorías. La presencia constante de yodo en la playa estimula la glándula tiroides y aumenta de esta forma la quema de calorías.

-Poder relajante. Al escuchar el sonido del mar nuestro cuerpo se siente más relajado y en mejor predisposición para afrontar un entrenamiento de carrera. 

-Efecto cicatrizante. El poder cicatrizante y desinfectante del agua del mar nos ayudará a curar rozaduras y ampollas. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.