Ejercicios para el embarazo

Te compartimos opciones de ejercicios que podrás hacer antes del embarazo y mantener durante el mismo.

El embarazo es todo un reto, tanto mental como físico, y es verdad que no en cierto punto ya no podrás realizar todas las actividades con la fuerza y destreza que acostumbrabas, pero eso no significa acostarse en el sofá durante 9 meses.

Cecilia Aguilera, fitness coach certificada, nos dio estas opciones ejercicios que puedes probar durante el embarazo. Incluso si empiezas a hacerlos antes, darles seguimiento te será mucho más sencillo. ¿Cuál se adapta más a tus gustos y posibilidades? Cuéntanos.

¡Al agua patos!

Nadar es una de las mejores actividades físicas antes, durante y después del embarazo. Es una práctica de impacto casi nulo, además, ofrece una agradable sensación ingrávida que es especialmente buena durante los meses más pesados, cuando sientes que revientas.

Abs en acción

Cuando estás embarazada, la pancita crece, los senos se agrandan y tu centro de gravedad cambia, lo que puede provocar tensiones en otras partes del cuerpo. Si trabajas los músculos abdominales y de la espalda baja antes del embarazo, además de fortalecer tu núcleo, disminuyes la probabilidad de tener dolores agudos más tarde.

El cardio de cada día

Cumple con 30 minutos de ejercicio cardiovascular de intensidad moderada cada día antes del embarazo, trotando, nadando, o en la escalera eléctrica. Elevar tu frecuencia cardíaca con regularidad, te mantendrá en una mejor forma mientras estás tratando de quedar embarazada, y te ayudará a mantener buena salud física y mental durante todo el proceso.

¿Sabes cómo detectar si debes dejar de ejercitarte durante el embarazo? Hay señales claras como el agua cuando debes parar el ejercicio, acudir a tu doctor y seguir sus indicaciones, entre ellas:

– Dolor de pecho, pierna, articulaciones o estómago.

– Mareos o sensación de desmayo.

– Dificultad para respirar.

– Sangrado vaginal o pérdida de líquido de la vagina.

– Dificultad para caminar.

– Contracciones.

En sus marcas, listas… “¡Prepárate mentalmente! Como en todo, necesitas un plan de ataque. Piensa en el embarazo como si te estuvieras acondicionando para una gran carrera y dar a luz es el maratón. También vas a usar mucha energía, la vida necesita un cambio dramático después de que llega el bebé, y el ejercicio regular y moderado puede hacer mucho por ti”, nos compartió Ceci para concluir. Pon en práctica la rutina que nos hizo en exclusiva para la edición impresa de diciembre ¡ya la puedes encontrar en tiendas!

Por cierto, estar en forma también es un tema de pareja. Te damos buenas razones para hacer deporte juntos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.