Discos en la ruta

Muchas marcas han apostado por los frenos de disco para sus bicicletas de ruta.

 

“¿Qué es eso que lleva esta bicicleta en la llanta?” Esa ha sido la pregunta que muchos de ustedes se han hecho al observar el catálogo 2015 de bicicletas de ruta. Y es que en muchas se han incluido por primera vez los frenos de disco, algo que hasta ahora era específico de las bicicletas de montaña.

Se trata de una opción sensacional cuando las condiciones del asfalto no son las mejores y, por supuesto, cuando la lluvia hace que la carretera sea más resbaladiza. Con los discos conseguimos una capacidad de frenada mucho mayor que con los frenos tradicionales y además el peso extra no es tan excesivo si los discos son de gama alta.

Lo que si que sube cuando adquirimos bicicletas con frenos de disco es el precio. Estas máquinas son mucho más costosas que las que montan frenos tradicionales y, si somos totalmente sinceros, no parece que merezca la pena en muchas de las ocasiones. Repetimos que los discos son algo realmente útil en situaciones precisas y complejas, que no suelen darse muy habitualmente durante las rodadas.

Además contamos con otro problema, esta vez referente a la hora de competir en triatlones. La legislación que regula los triatlones bajo el amparo de la ITU y la Federación Mexicana todavía no incluye a las bicicletas con frenos de disco como aptas para la competencia, por lo que solo las podrían utilizar en pruebas de circuitos privados que si permitan este tipo de sistemas de frenado.

Te presentamos algunos modelos que podrás encontrar con este tipo de frenos.

{AG}bicis_frenos_disco{/AG}

Foto: Cortesía Ciclismo a Fondo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.