De gordo a Ironman

Hombre pierde 60 kilos para convertirse en triatleta

 

 

Qué pasaría si pesaras 152 kilos y la única esperanza de bailar el vals de graduación con tu hija y ver a tus nietos crecer fuera bajar el sobrepeso que te ha imposibilitado toda tu vida a causa de los malos hábitos alimenticios  y poco ejercicio… así comienza la historia de Dan Hyatt, hombre que se convirtió en triatleta para perder 60 kilos de peso.

 

Nadar 3,8 kilómetros,  rodar 180 kilómetros y correr 42 kilómetros , fue el reto que  asumió el hombre de 44 años oriundo de Illinois para bajar de peso y obligarse a estar en forma y poder competir en un Ironman en cinco años o menos.

 

«Al principio sólo era ir a nadar, luego regresó a casa y dijo que iba entrenar para correr 5 kilómetros. Luego, fue decidió practicar ciclismo y se inscribió en una clase de ciclismo. Después dijo: voy a hacer el Ironman», relata la esposa de Dan, Shelley.

 

Nadando, corriendo, montando en bicicleta, haciendo yoga de  12 a14 horas a la semana y siguiendo una dieta alimenticia estricta, a los ocho meses Hyatt  había completado su primer triatlón, había corrido su primer maratón y había logrado bajar casi 45 kilos y reducir 30 centímetros su cintura.

 

Sin duda una de las partes más difíciles con las que tuvo que lidiar es con personas negativas que no confiaban en que Hyatt podría cumplir con el reto, especulaban sobre si sus rodillas terminarían destrozadas por su peso, ponían en duda si realmente estaba terminando sus entrenamientos.

 

En septiembre de 2012, corrió una media maratón y más tarde ese mismo mes un triatlón. Un par de meses después, corrió un maratón completo. En julio de este año, completó un medio Ironman. “Cuando llegué a la meta… mis ojos se llenaron de lágrimas, fue una duro pero ya estoy a la mitad de donde quiero estar».

 

Ha dejado de tomar dos medicamentos para la hipertensión y duerme mejor. Se levanta a las 03:00 de lunes a viernes para correr, nadar y entrenarse en resistencia antes de salir a trabajar a las 6:00. Pesa 91 kilos; está a 9 kilos de llegar a su objetivo de peso.

 

Después del Ironman, ha puesto su mirada en las ultramaratones, en correr por senderos de montaña y en el maratón de Boston, y sabe también sabe que para calificar, debe disminuir más de una hora de su tiempo actual.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *