¿Cómo ser un triatleta más veloz?

Consejos para entrenar tu velocidad en carrera

 

Con el falso mito de que el triatlón es un deporte de fondo, los triatletas preparan un plan de entrenamientos enfocado a mejorar la resistencia y dejan de lado la velocidad, siendo que ésta es una de las características fundamentales de  la carrera a pie en un triatlón pues comienza después de una hora de esfuerzo a intensidades altas.

 

Normalmente gana quien es capaz de correr muy fuerte al final, y lo hace porque dispone de esa cualidad trabajada o porque ha ido más cómodo antes de llegar a esa parte decisiva. Es importante considerar que la carrera se desarrolla a intensidades submáximas (entre el 80 y 85% de nuestra capacidad) y en la parte final alcanza la intensidad máxima.

 

Los principios básicos para el trabajo de velocidades son:

 

1. Tener una base aeróbica para asimilar diversidad de cargas de entrenamiento.

Para consolidar tu trabajo aeróbico, previo a trabajo de velocidad o anaeróbico (series de 200 a 1000 metros) debemos cumplir ciertos requisitos.

Para afrontar una carrera de 5 a 10 km a intensidades submáximas (umbral anaeróbico) es imprescindible mejorar tu capacidad aeróbica.

Debes asimilar 40 minutos a intensidades del 80-85% de tu capacidad (por ejemplo 4×8’ a umbral, recuperando 2’.

 

2. Trabajo previo de fuerza-resistencia, buen impulso y gesto técnico trabajado en tramos cortos: cuestas y gym.

Desarrolla la técnica en relación a la fuerza, impulso, cambios de ritmo y sprint. Trabaja fibra rápida y recursos anaeróbicos, este tipo de trabajo

aunque tiene indudables ventajas, también exige realizarlo con mayor precaución por el mayor riesgo de sobrecargas y roturas.

 

Foto: Red Bull Content Pool

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *