Atletas chocan y se ayudan entre sí para llegar a la meta

La estadounidense Abbey D’Agostino y la neozelandesa Nikki Hamblin protagonizaron uno de los momentos más increíbles de la justa olímpica.

La estadounidense Abbey D’Agostino y la neozelandesa Nikki Hamblin protagonizaron uno de los momentos más increíbles de los Juegos Olímpicos.

El gesto que tuvieron no solo emocionó al público, sino también a los organizadores de Rio 2016.

Ambas atletas estaban compitiendo en los 5,000 metros planos de atletismo, y querían un lugar para la final, pero cuando todavía faltaban dos kilómetros, ambas chocaron y cayeron al suelo.

La primera que se levantó fue Abbey D’Agostino que, en lugar de seguir, se paró y ayudó a Nikki Hamblin.

Sin embargo, la estadounidense descubrió un dolor que le impediría continuar, pero, en esta ocasión, la neozelandesa le ayudó a llegar a la meta.

¿Qué te parece este gesto?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.