¿Adicto a la sal?

Ten cuidado con las porciones de sal que consumes y con las que cocinas, este elemento en exceso puede ser dañino para tu salud.

Ten cuidado con las porciones de sal que consumes y con las que cocinas, este elemento en exceso puede ser dañino para tu salud.

Muchas veces se ha comparado el azúcar con la cocaína por su poder para crearnos una auténtica adicción, pero existe otra sustancia blanca y en polvo que puede inducir un cambio en las células nerviosas situadas en el hipotálamo y provocar un exceso de dopamina y orexina. Según un estudio de las Universidades de Duke y Melbourne realizado con ratones, cuando consumimos sal se incrementa la sensación de placer y recompensa tanto como ante el consumo de cocaína. Si la comida sin sal no te sabe a nada, eres adicto y debes ir disminuyendo progresivamente la cantidad que incluyes en tus alimentos y cocinar siempre tú mismo, puesto que en los platos de comida preparada y en los restaurantes tienden a abusar del salero. El paladar también se educa y notarás que poco a poco aprendes a apreciar el sabor natural de los comestibles.  ¡Y cuidado con el pan! Contiene hasta un 20% de la sal que consumimos a diario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *