7 normas para acampar seguro

Si estás decidido a disfrutar de una buena acampada, te damos siete consejos que no debes pasar por alto en tus próximas salidas.

La intención es que disfrutes la experiencia lo mejor posible, lo repitas y encuentres en el «camping» un refugio para tu espíritu.

1 Tómate tu tiempo.

Dedica unos minutos a buscar la instalación ideal para tu acampada, aunque estés cansado, ya sea de noche o esté lloviendo. Hacerlo te recompensará con un mejor descanso.

2 Hacia arriba

Si te encuentras en un área de media o alta montaña, elige un lugar elevado para tu tienda, disfrutarás de mejores vistas. El viento (que sopla más duro cuanto más arriba subamos) elimina la presencia de insectos y reduce la condensación en la tienda.

3 Mirando al sol

Si la dirección del viento lo permite, es conveniente poner la puerta de la tienda hacia el este, así se recibirán mejor los primeros rayos del sol.

4 Prepara tu espacio

Busca el lugar más plano posible para el suelo de la tienda. Límpialo de rocas, palos, etc. Evita colocar la tienda en una depresión del terreno o en zona donde sea posible la acumulación de agua.

5 Cuida tu impacto

Antes y después de la acampada debes respetar el lugar que te hospeda. Trata de dejar todo igual, tal y como lo encontraste.

6 Elige una tienda con doble techo

Son mucho mejores para reducir la condensación. Si es posible, que tenga un amplio vestíbulo; es mejor. Asegúrate de que las costuras y cierres estén en buenas condiciones o selladas antes de salir de casa.

7 Que no te llegue la obscuridad

No esperes a poner la tienda en la noche, puedes encontrarte con mal tiempo, poca luz, etc. Mejor programa la alarma para que la armes de día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.