6 recomendaciones para beber en carrera

Hidrátate pero no te pases

 

Siempre hemos resaltado la importancia de establecer una estrategia de hidratación adecuada para lograr un óptimo rendimiento en carrera, y ahora te decimos que también es importante que evites el otro extremo: una hidratación excesiva. Esta recomendación se vuelve especialmente importante en triatletas de bajo peso que no sudan mucho y reponen volúmenes de líquidos.

 

Aunque esta última es una condición mucho menos común que la deshidratación también puede poner en peligro la vida. El consejo más importante para prevenir esta situación es evitar ganar peso durante el ejercicio causado por la ingesta elevada de líquidos.

 

A continuación, te proponemos 5 recomendaciones para adaptar tu entrenamiento a  un correcto plan de hidratación:

 

Súbete a la báscula antes y después de entrenar

La manera más fácil de estimar cuánto líquido necesitas durante una sesión de ejercicio es justamente pesándote antes y después de tu sesión de entrenamiento.  La idea es beber liquido en pequeñas cantidades hasta lograr beber lo equivalente a la pérdida en sudor.  Esto es, si pierdes 1kg de peso en un a hora de carrera, esto quiere decir que has perdido 1 litro de sudor.

 

Suma lo que bebes

Si ingieres bebidas durante el entrenamiento,  el volumen que consumas debes sumarlo al peso perdido.  Lo que significa que, si perdiste 1 kg de peso y bebiste 250 ml durante una hora de carrera, en realidad estarás perdiendo 1.25 l de sudor.

 

Resta lo que deshechas

Si quieres ser mucho más específico en el cálculo necesitas restar a la cantidad obtenida en la operación anterior, el volumen de la orina que produces durante el ejercicio, la cual  difícilmente supera los 200 ml por hora.

 

Si corres más de 2 horas…

En entrenamientos largos tienes que tener en cuenta puede haber errores sobre la estimación de 5% a 15% en  cuanto  a  la relación entre el peso perdido y sudor producido.

 

Anticípate

Sabemos lo difícil que puede resultar beber en carrera, así que comenzar a beber temprano será una buena estrategia aunque no sientas la sensación de sed, ya que cuando esto ocurre probablemente ya estés deshidratado.

 

Isotónicas mejor que agua

Las bebidas deportivas ofrecen ventajas increíbles para la hidratación cundo corres: tienen sabor y sodio, lo cual estimula la ingesta más completa de líquidos durante tu carrera;  tienen carbohidratos, los cuales aportan energía a tus músculos y motivan una correcta recuperación; aportan electrolitos como el sodio y el potasio, ayudan a reponer las pérdidas que se producen en el sudor.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *