Bike carretera

5 reglas para andar en bici en carretera

0 Shares
0
0
0
0

¡Es real! Una vez que pruebes andar en carretera con tu bicicleta no querrás bajarte nunca de ella.

Antes de aventurarte a rodar en carretera necesitas seguir al pie de la letra algunos consejos de precaución.

La sensación que puedes experimentar con tu bici al momento de recorrer una carretera es de autonomía y total libertad, además de la adrenalina que vivirás en cada momento debido al tránsito que pasará cerca de ti, pero debes tener cuidado.

Andar en bicicleta hará que todo tu sistema cardiovascular se vea sometido a un trabajo importante, por lo que te sentirás increíble cada vez que te subas a ella, y más cuando recorras algunos kilómetros en carretera.

Pero debes tener cuidado cuando intentes rodar en carretera, ya que es peligroso si no sigues los consejos principales para cuidarte en todo momento.

Obviamente al momento de querer recorrer algunos kilómetros en carretera siempre llevas las de perder, por ello necesitas un poco de sentido común para tratar de reducir el peligro lo más que puedas. Aquí te dejamos algunos de ellos:

  • 1. Cada que puedas mira atrás.

Es conveniente que sepas aproximadamente a qué distancia se encuentran los vehículos que están detrás de ti, así que si te es posible hazlo para ver cualquier peligro. Recuerda que hay retrovisores adaptables al casco que pueden ser de gran ayuda.

  • 2. Pendiente de tu alrededor.

Al rodar en carretera deberás hacerte un excelente observador, así que poco a poco deberás estar atento de todo lo que sucede cerca de ti, incluso los automóviles que van frente a tu bicicleta, que pueden hacer algún movimiento que ponga en peligro tu vida.

  • 3. Pegado a la derecha.

Siempre trata de hacerlo, sobre todo por tu bien. Y lo mejor es que sigas un trazado en la carretera y evites salirte de él, ya que el más mínimo movimiento extraño puede ser fatal.

  • 4. Ten paciencia

Muchos corredores no respetan la separación mínima de 1 metro y medio al rebasarte, así que lo mejor es que tu propio cuidado sea tu responsabilidad y evita meterte en problemas con los automóviles. (Siempre llevas la de perder).

  • 5. Evita rodar al amanecer o en la puesta de sol

Aunque lleves luces es probable que no te vean los coches, y tu iluminación se confunda con el sol. Busca la hora apropiada para ti y lleva el equipo necesario.

También te pueden interesar