5 claves para evitar calambres

¡Qué dolor! Los calambres siempre aparecen en el momento menos indicado, pero aquí te decimos qué hacer para evitarlos lo más posible.

¡Qué dolor! Los calambres siempre aparecen en el momento menos indicado, pero aquí te decimos qué hacer para evitarlos lo más posible.

Los calambres musculares son contracciones, así como espasmos involuntarios de los músculos, que pueden sucederte mientras te ejercitas o en cualquier momento del día. Sabemos que son muy dolorosos, pero duran poco tiempo.

No obstante, debes tener cuidado si te suceden muy a menudo, ya que puede ser un problema de salud delicado y es probable que necesites suplementos. ¡Mantente alerta!

Por ahora te dejamos la solución principal para evitar molestias en el futuro y dejar de “sufrir” por los molestos calambres.

1. ¿Qué hacer si me da un calambre haciendo ejercicio?

Primero necesitas disminuir la intensidad de la actividad física y relajar lo más posible (en la medida de lo posible) el músculo.

Necesitas estirar y dar un masaje justo en el lugar donde sientas dolor.

2. ¿Y después del calambre?

Necesitas parar y terminar tu actividad física. Sabemos que puedes “hacerte el héroe” y seguir a pesar del dolor, pero eso puede traerte consecuencias después. Pero puede repetirse y con mayor intensidad.

3. Hidrátate bien para evitarlos

Necesitas cuidar tu hidratación y reponer las sales minerales que pierdes al momento de ejercitarte. Prueba con una bebida deportiva.

4. Analiza lo sucedido

¿Estabas esforzándote de más o tenías una mala postura? Esas son algunas de las causas por las que puedes haber sufrido un calambre. Piensa qué pudiste hacer mal.

5. Cuida tu alimentación

Necesitas tener una dieta balanceada, que sea rica en frutas y verduras, pero no demasiado alta en proteínas.

¿Tienes algún remedio que puedas compartir con nuestra comunidad de lectores? ¡Compártelo con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.